Tener un hijo con discapacidad es como encontrarse en un país totalmente nuevo, sin guías ni mapas, sin conocer el idioma ni entender nada… En un país donde realmente nunca habías pensado que estarías.

Tener un hijo con pluridiscapacidad implica encontrarse en una situación totalmente nueva, con unas demandas y unas necesidades que hay que atender rápidamente.

Para descubrir esta nueva realidad, afrontarla y seguir andando, hay que activar una serie de estrategias personales como madres, padres y/o familia.

Muchas personas empiezan este proceso de enfrentamiento solas o con el apoyo de aquellos que están cerca de ellas, que les comprenden y les aman (pareja, familiares, amigos…). Pero hay otras personas que tal vez necesitan el apoyo de un terapeuta que les oriente, les ayude a entender qué está pasando y a aplicar estrategias para salir adelante.

Cómo, cuándo y dónde

El apoyo terapéutico lo ofrece, con la periodicidad que se acuerda, una terapeuta familiar especializada en acompañar familias con hijos con discapacidad. Hay que llamar al Área de Familias de Nexe Fundació.

 

Contacta con nosotros si quieres obtener más información