A pesar de que el concepto de Basale Stimulation® es una orientación global para estructurar la vida cotidiana, la atención individual, en un marco pedagógico y de estrechada colaboración con la familia, es posible. Abordar la comunicación cuando no hay competencias verbales, simbólicas, es el aspecto central a desarrollar. El punto inicial de la atención individual es la necesidad del niño. A partir de aquí, nos orientamos al mejorar la percepción del propio cuerpo, el desarrollo de la identidad, la regulación de la comunicación y/o la percepción del entorno material. Siempre teniendo en cuenta que la experiencia sea positiva, significativa y que posibilite la autodeterminación del niño. De este modo los retos pedagógicos se diseñan como actividades interesantes, motivantes y vinculadas a su biografía para ser aplicables a su vida cotidiana.

Contacta con nosotros para más información